14 mar. 2011

Buscar y conseguir empleo:

Buscar y conseguir empleo requiere de un detallado “plan de acción”. Descubre a través de los expertos de Randstad cuáles son los pasos a seguir para finalizar con éxito este objetivo.


Fijación de objetivos
El primer paso a la hora de afrontar la búsqueda de trabajo es concretar qué tipo de empleo, organización y condiciones son las que se desean. Realizar un breve resumen de objetivos y un análisis de las condiciones que estás dispuesto a acepta facilitará la selección de opciones.


Identificación de fuentes
Es fundamental analizar las distintas fuentes de reclutamiento que son más convenientes para cada perfil. Lo ideal es combinar acciones y ampliar el marco de actuación: empresas de selección, contacto directo con empresas, internet, redes de amigos, foros de empleo, etc.


Redacción del currículum
El CV sigue siendo la herramienta más importante a la hora de buscar empleo. El currículum debe ser claro, conciso, muy visual y con no más de dos páginas de longitud. En él se deben incluir los principales logros profesionales en orden cronológico descendente y los conocimientos específicos asociados al puesto que estamos buscando.


Lo ideal es contar con una plantilla genérica y, sobre ella, trabajar modelos específicos según el puesto al que se vaya a optar. Si el candidato no cuenta con experiencia laboral previa, es conveniente hacer hincapié en la formación o en las prácticas.


Seguimiento de la candidatura Lo fundamental es ser proactivo. Siempre es interesante demostrar interés, pero sin llegar a ser molesto para la empresa o el seleccionador.


La forma de dirigirnos a la empresa dependerá del contacto previo que hayamos tenido con el seleccionador: teléfono, e-mail, etc.


Ofrecer un valor añadido a la empresa
Lo ideal: No dar una imagen falsa, sino simplemente demostrar un interés claro y alto por el puesto y haciendo hincapié en aquellas habilidades que se pueden extrapolar al puesto.


Y siempre es conveniente ofrecer un valor añadido a la empresa, es decir, explicar por qué la empresa debería contratar al candidato.


Esto debe ir unido con honestidad, lealtad y orientación al servicio de la compañía.


Mantener una buena imagen
En ocasiones el perfil de la persona no se ajusta al puesto en concreto, pero esto no significa que se haya hecho algo indebido durante las pruebas. Esta persona puede ser válida para otro proceso de selección de la misma empresa, por eso es importante cerrar con éxito la comunicación con la compañía.


Es conveniente agradecer la posibilidad de participar en el proceso y dejar una puerta abierta. “Espero que cuente con mi candidatura para próximas ocasiones” siempre es un buen final.


Ser activo Permanecer activo en el mercado laboral requiere de un gran esfuerzo por parte del candidato y, sin duda, puede repercutir en su mayor o menor éxito en la búsqueda de empleo.


Mantener una formación actualizada y de calidad con respecto al puesto al que nos orientamos, ofrecer un buen conocimiento de idiomas o conocer al detalle la formación específica del sector serán bazas imprescindibles para el candidato.
Fuente moster